XOLOS LADRO EN QUERÉTARO

Los Xolos de Tijuana le pegaron a domicilio a los Gallos Blancos de Querétaro, con marcador de 3-1, en partido de la Jornada 6 de la LIGA Bancomer MX.

Por los caninos marcó Luis Mendoza al 30´, Damián Pérez al 31´ y Gustavo Bou al 72´. Por los Gallos acortó distancia Jordi Cortizo al 59´.

Este resultado deja a los queretanos con ocho puntos en el noveno peldaño, mientras que los fronterizos dieron un salto al peldaño 11 con cosecha de siete unidades.

El siguiente compromiso de Querétaro será visitando a las Chivas; Tijuana será anfitrión de Los Tuzos del Pachuca.

El primer tiempo fue parejo en tenencia de balón; ningún conjunto se hizo con el control del compromiso. Sin embargo, los visitantes tuvieron la suerte de su lado y lo aprovecharon para ponerse en ventaja.

Los festejos fronterizos fueron en un corto periodo. Al 30´, Luis Chávez prendió un lejano fogonazo que pegó en la espalda de Luis Ángel Mendoza, lo suficiente para desviar el balón y evitar la reacción de Tiago Volpi.

Pasó un minuto para el segundo gol de los visitantes. Los Xolos robaron el balón en la salida de los Gallos y quedaron en ventaja contra el cancerbero; finalmente Damián Pérez fue el encargado de cerrar la jugada con el 2-0 de su equipo.

Querétaro sufrió para terminar sus jugadas; sin embargo, tuvieron una hacia el final del primer tiempo. Yerson Candelo se animó a pegar un bombazo cruzado de media distancia, pero la bola pasó rosando el travesaño de los caninos.

En el complemento cambiaron un poco las cosas; los queretanos equilibraron en medio campo y tuvieron más oportunidades. Los delanteros sufrieron con la marca férrea de los visitantes, por lo que el joven Jordi Cortizo tomó la batuta gracias a su habilidad.

Fue precisamente Cortizo quien acortó la desventaja de su equipo; le dejaron el balón en las afueras del área y prendió un sorprendente zurdazo que se coló pegado al metal izquierdo. Fue un golazo que puso el 1-2 a los 59 minutos.

Querétaro pasaba su mejor momento en el partido, pero al 72´ les tocó recibir un golpe certero. Ocurrió con un trazo largo que recibió Gustavo Bou, quien se metió a zona de peligro, amagó por dentro a Miguel Martínez y la definió al primer palo del cancerbero.

Los Gallos se desmoronaron; aquel futbol que mostraron en el complemento desapreció en los minutos finales. De esa forma los Xolos se quedaron con su segunda victoria consecutiva para dar un salto a media tabla.

Temas Relacionados