ANDREA VILLANUEVA TRABAJA POR LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS QUE VIVEN EN LAS CÁRCELES

 

—.Por invitación de la diputada panista, la activista y defensora de estos derechos, Saskia Niño de Rivera, impartió una conferencia en el Congreso del Estado—.

Raúl PUENTE-MORALES—.

En el marco de la Conferencia Por los Derechos de los Niños Invisibles, la diputada Andrea Villanueva, promotora de diversas reformas que buscan garantizar mejores condiciones a los pequeños que viven con sus madres en las cárceles del estado, enfatizó la importancia de sensibilizarnos como sociedad y trabajar unidos en la construcción de entornos más justos para estos niños.

Acompañada por la presidenta de la Asociación Reinserta un Mexicano, Saskia Niño de Rivera, la legisladora local enumeró los beneficios que de aprobarse este marco legal tendrán los pequeños, puesto que por Ley ahora se les asignaría un presupuesto para que los Directores de los Centros de Reinserción Social, cuenten con los recursos necesarios para brindar atención médica, alimentos idóneos, estimulación temprana, así como todas las necesidades que cualquier pequeño presenta en esta etapa de su vida.

A su vez, instancias como el DIF Estatal tendrán ahora las facultades para dar puntual seguimiento a las circunstancias de los pequeños, desde que llegan a las cárceles con su madre hasta que cumplan tres años, para posteriormente determinar si son entregados a sus familiares o en su defecto, cuenten con la protección del Estado.

Por su parte, la presidenta de la organización Reinserta un Mexicano, Saskia Niño de Rivera, reconoció el trabajo que impulsa la diputada panista en Michoacán e invitó a los Congresos de otras entidades replicarlo, ello al hacer énfasis en la urgencia de que como sociedad y gobierno se asuma un compromiso con un sector que se encuentra en condiciones de muy alta vulnerabilidad.

Finalmente, Villanueva Cano aseguró que con el reconocimiento de estos derechos, ahora las autoridades estatales y municipales deberán garantizar el cumplimiento de la Ley y salvaguardar sus garantías, pero sobre todo, construirles un futuro mucho más digno y seguro que el que se puedan encontrar en una cárcel.

Temas Relacionados