CHIVAS SIGUE A LA ALZA

Chivas se llevó la victoria de último momento contra la Máquina Cementera de Cruz Azul, con marcador de 3-2, en partido de la Jornada 15 de la LIGA Bancomer MX.

  • Por los rojiblancos anotó Orbelín Pineda al 8´, Marco Bueno al 46´ y Alan Pulido al 90´+2´. Por los Celestes anotó Richard Ruíz al 1´ y Jorge Benítez al 59´.
  • Este resultado deja al Rebaño en el cuarto peldaño con 26 puntos, mientras que los Cementeros se quedaron en el lugar 15 con 16 unidades.
  • El siguiente compromiso de Cruz Azul será recibiendo a los Tuzos del Pachuca; Chivas visitará a La Fiera del León.

Se jugaba un compromiso de auténtico orgullo en el Estadio Chivas. Los tapatíos buscaban mejorar su posición en zona de liguilla y los capitalinos se presentaban con Joaquín Moreno como estratega interino tras la salida de Tomás Boy.

Las cosas comenzaron movidas; apenas al primer minuto llegó la sorpresa de los Celestes, cuando Joao Rojas habilitó a Richard Ruíz y el mediocampista definió con un fogonazo que dejó sin oportunidad al arquero.

El Rebaño puso igualdad rápido la pizarra; era el minuto 8´, Orbelín Pineda le regresó la pared a Ángel Zaldívar y el delantero la puso en el fondo. Con pocos minutos ya teníamos un par de goles.

Cruz Azul tuvo una inmejorable para tomar nuevamente la delantera; con 20 minutos, Joao Rojas comandó una contra, llegó a zona de peligro y se la perdió al estrellar su disparo en el metal.

En el complemento llegó el segundo gol de los anfitriones; Edwin Hernández disparó de media distancia y en Marco Bueno estuvo atento para desviar en el corazón del área e imposibilitar la reacción del arquero. Con 46 minutos, los tapatíos ganaban 2-1.

Parecía que los de casa tenían controlada la situación, pero una buena jugada equilibró la balanza a los 59 minutos. El chileno Francisco Silva habilitó a Jorge Benítez, el chileno dio media vuelta y la empujó al rincón derecho.

En el último suspiro llegó la victoria rojiblanca; ocurrió con una pena máxima al 90´+2´; los Cementeros se equivocaron y una mano le otorgó la oportunidad a Alan Pulido, quien se paró con seguridad y la anidó por el sector izquierdo.

Así terminaron las acciones en el Estadio Chivas; El Rebaño sigue con inercia positiva con la misión de obtener un boleto a la Fiesta Grande.

Temas Relacionados