LOS ATAQUES A SALVADOR ABUD PORQUE NO REPARTE DINERO

ABUD MIRABENT

—.En su administración no hay cabida para la extorsión o chantajes periodísticos, hay problemas pero se trabaja en ellos–.

Raúl PUENTE-MORALES—.

Los continuos ataques que se han venido generando en contra de Salvador Abud Mirabet, presidente municipal de Morelia a través de algún medio de información, son producto de no prestarse al chantaje o extorsión o la amenaza de “ si nó me das una cantidad de dinero te vamos a tirar por todo lo que pasa en la ciudad”.

Ciertamente que en esta ciudad capital existen problemas algunos muy serios como son los baches, la falta de iluminación en muchas colonias, inseguridad en casi toda Morelia, pero sin duda y con los recursos que por cierto son muy pocos, se ha venido trabajando para dar solución a cada uno de esos problemas, siempre buscando el bienestar de sus habitantes.

Existen programas distintos en favor de la sociedad como es el PEATONES PRIMERO, que busca la seguridad ante todo de la población que tiene que caminar y atravesar calles, buscando además generar una cultura vial entre los conductores y automovilistas para respetar las zonas peatonales y por ende a los ciudadanos.

Hay programas como el del OAPAS que se busca eficientar el servicio, programas de apoyo a las colonias sobre todo a aquellas que por costumbre carecen casi de todo y sus moradores son pobres, y así se puede enumerar muchas problemas pero también muchas obras y programas que solo buscan el bienestar de los morelianos.

Pero de eso a tratar de no decir nada o publicar todo en contra para poder ver al alcalde y exigirle tal cantidad de dinero o de lo contrario tirarle con todo todos los días, y “ ayudarle”, simple y sencillamente no es correcto y no porque seamos hermanas de la caridad, sino porque eso se llama extorsión o chantaje y nada tiene de malo cuando “tu me ayudas yo te ayudo”, pero dentro de los parámetros adecuados, por eso cuando nos enteramos de esto, aplaudimos la postura del presidente municipal de Morelia al no caer en las garras de medios que carentes de toda ética solo buscan el dinero fácil, esa dignidad es muy correcta y enaltece la figura de Salvador Abud Mirabet.

 

Temas Relacionados