CHON EL UNICO QUE PROPUSO VINCULACION DEL GOBIENRO CON LA UNIVERSIDAD, IP Y SOCIEDAD

CHONIN EN LA UNIVERSIDAD

—.De esta forma tanto la casa de destudios, iniciativa y la sociedad en general podrán alcanzar el desarrollo–.

Raúl PUENTE-MORALES—.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno del estado, José Ascención Orihuela Bárcenas propuso una estrategia tipo pirámide triangular para juntos,  Universidad-Gobierno-Sociedad-Sector Empresarial, pueden proyectar, construir y operar el desarrollo de Michoacán. Ese es uno de los grandes retos para poner orden y salir adelante.

 

Ante alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el también abanderado del Partido Verde, indicó que hoy la expansión del aguacate plantea nuevos retos que es preciso volver a atender de manera conjunta entre el sector productivo, académico y gubernamental. Se refirió a los impactos que se están generando en el medio ambiente, principalmente en lo relacionado con el uso de agroquímicos.

 

“Mi equipo del programa de gobierno ya ha identificado parte de la problemática y revisado los estudios que tienen investigadores de la UNAM, así como la información de las juntas de sanidad vegetal. Así, pronto vamos a estar haciendo propuestas concretas para atender el asunto y asegurar la sustentabilidad ambiental en la producción de aguacate”.

 

Sentenció que en esta campaña, no se trata de hacer propuestas irresponsables, ni decir ocurrencias; debemos caminar con paso firme y decidido. Por ello, “creo que un gran avance en los próximos años será tener estabilidad financiera, respetar el derecho de los profesores  y trabajadores universitarios, operar los campus en el interior del estado y tener recursos para todas las actividades sustantivas de la Universidad y de las instituciones educativas de Michoacán.

 

El futuro gobernador de Michoacán agregó que se ha identificado que uno de nuestros grandes retos es la vinculación Universidad-Gobierno-Sociedad-Sector Empresarial. Se trata de un tema que necesariamente se debe detonar con mucha mayor fuerza para impulsar el desarrollo de Michoacán.

 

Por ello, propuso una estrategia tipo pirámide triangular que juntos pueden proyectar, construir y operar. Por un lado, existe la posibilidad de dar un gran impulso a los sistemas-producto como el aguacate, la guayaba, el mango, el limón, el nopal y muchos otros. Michoacán tiene 100 productos de alta competencia en el mercado nacional e internacional.

 

La entidad, abundó Chon Orihuela, ocupa el tercer lugar nacional en el Producto Interno Bruto primario, pero el lugar 16 del PIB agroindustrial. Un gran campo de acción para desarrollar el concepto de Clúster agroalimentario, que nos permita la innovación, la transmisión de ideas y tecnologías, accesos a mercados, insumos y servicios especializados. Junto a ello será conveniente estructurar consejos consultivos regionales y redes.

 

“Estamos convencidos que la expansión del sector primario habrá de generar un efecto carambola en los otros sectores”.

 

Un segundo lado de la pirámide tiene que ver con el impulso a asociaciones público-privadas en muchos temas. Se trata de detectar con los universitarios y miembros de las instituciones de educación superior, áreas de oportunidad, esquemas viables en temas culturales, de turismo, de economía, de salud y muchos otros. Tanta innovación como seamos capaces de ser creativos.

 

El tercer lado de la pirámide, indicó Chon Orihuela, es la conformación de un banco de proyectos de amplio espectro. Un banco en donde se trabajen las ideas fundamentales que nos permitan gestionar y concursar por recursos adicionales en materia de infraestructura, desarrollo urbano, pero también de turismo, reformas jurídico-estructurales, proyectos culturales, restauración ambiental, salud, prevención, entre otras.

 

El impulso a la vinculación entre Universidades-gobierno-sociedad e IP, dijo, generará muchos beneficios, entre ellos, fuentes alternas de ingresos para la institución, las facultades y para los propios académicos e investigadores. Así, desde el primero de octubre se deberá establecer ese mecanismo conjunto para empatar los programas académicos con las necesidades del sector empresarial, gubernamental y social.

 

Chon Orihuela finalmente señaló que en el marco de la autonomía universitaria debe prevalecer un extenso diálogo y la búsqueda de coincidencias que permitan a la Universidad y a otras instituciones proyectar su operación en los próximos seis años y visualizar su viabilidad. “En mi gobierno escucharemos sus propuestas, sus consensos y encontrarán un aliado decidido para hacer gestión y buscar las alternativas que nos permitan solventar los problemas financieros, con corresponsabilidad”.

 

Temas Relacionados